La buena nutrición...un gran aliado frente a la Covid´19

22.01.2021

No existe una dieta ni alimentación única/ideal para mejorar el sistema inmune pero sí se sabe, mediante numerosos estudios, que una alimentación adecuada y suficiente ayuda a reforzar el sistema inmunológico que nos protege de las bacterias, virus y otros organismos patógenos.

La dieta tiene que ser equilibrada lo más posible, pues un aporte excesivo de energía puede tener el efecto contrario, por lo consiguiente merma el sistema inmune, por ello la obesidad está ligada a una mayor incidencia de enfermedades infecciosas. Además, presentan más riesgo de enfermedades cardiovasculares, diabetes, hipertensión, dislipemias... que influyen en el correcto funcionamiento de nuestro sistema inmune.

Por otro lado, las personas con desnutrición o ingestas inferiores a 1.200 kcal diarias, suelen llevar dietas desequilibradas e insuficientes, por lo que son más propensas a tener un sistema inmune más debilitado. Motivo suficiente para alejarnos de esas "dietas milagros".

Como ya hemos mencionado no existe dieta única o ideal, pues si está bien equilibrada en cuanto a la ingesta de nutrientes cumple con los requisitos para conseguir el objetivo. Por ello, tanto las dietas omnívoras como las vegetarianas o veganas, pueden aportan todos los nutrientes y ser adecuadas para nuestra salud.

Si tuviéramos que decir un tipo de dieta o alimentación a seguir, la dieta mediterránea es la que presenta más evidencia científica de mejora del estado de salud debido a la gran ingesta de productos de origen vegetal y grasas saludables que contiene.

La dieta mediterránea potencia frutas, verduras, legumbres, cereales integrales, pescado azul, frutos secos, aceite de oliva virgen extra... que se relacionan con estados de salud adecuados y mejora de patologías como cáncer, enfermedades cardiovasculares, diabetes...


Para concluir este post, desde Personal Gym os recomendamos que sigáis una alimentación rica sobretodo en frutas y verduras y con los aportes suficientes de proteínas, hidratos de carbono y grasas acorde a vuestra actividad diaria para que no se vea mermado vuestro sistema inmune, pues es el mejor aliado que podemos tener ante bacterias, virus (como la Covid) y otros organismos patógenos.